Lousteau, ¿misógino?