09/10/2014

Deportes

Harto de las críticas el arquero de Banfield agarró a trompadas a un periodista

Gaspar Servio, el 1 del taladro, recibió 12 goles en los últimos 10 partidos, por lo que fue bastante maltratado en las crónicas periodistas y se quiso desquitar.

Un hecho bochornoso se vivió en el predio de Banfield, al sur de Buenos Aires, cuando el arquero Gaspar Servio, harto de las críticas por sus bajos rendimientos, quiso agarrar a trompadas a un periodista.

 

Luego de concluida la práctica del equipo de Matias Almeyda, mientras los noteros esperaban la salida de los jugadores para realizar entrevistas, Eduardo Spinosa, presidente del club se asomó para saludar al periodista Guido Cichello y le hizo un gesto con la mano de “ojo vas a cobrar”, con una sonrisa cómplice.

 

En eso apareció Servio, que comenzó a increpar a Cichello sobre una nota escrita por Matías Alfaro, y luego le dio un golpe con su mano abierta en la cabeza buscando iniciar una pelea.

 

Rápidamente intervino el futbolista Nicolás Tagliafico y algunos allegados al club, para evitar que la agresión pase a mayores.

"Mi descarga es escribir, no pegar, abocándome solo a las notas deportivas del club. Por eso me pregunto ¿Merezco que el arquero de Banfield me pegue por una nota que escribió un colega?, El presidente sospechando que esto iba a pasar, no advirtió para evitar la situación y calmar al jugador. ¿Merece Banfield de esta calidad de personas?. Espero poder seguir haciendo mi trabajo pese a la incomodidad que genera todo esto." Escribió el damnificado en la página SoydeBanfield.com.ar


Recomienda esta nota: