16/04/2015

Tucumán

Continúan las oposiciones al sistema de aparcamiento callejero

El Centro Mutual de Lisiados Unidos de Tucumán y la Cooperativa APARKAR piden que se vete la ordenanza que prevé la regulación del sistema de aparcamiento callejero. Volverán a protestar el viernes.

Ampliar (1 fotos)

El proyecto oficial para el nuevo sistema de cobro del estacionamiento callejero sancionado el jueves pasado por el Concejo Deliberante de la capital sigue ocasionando conflictos con un grupo de cuidadores de coches. Lo que ocurre es que este sector está preocupado porque  el proyecto que incluye la adjudicación de 380 cuadras no los tiene en cuenta. Por esta razón es que los afiliados al Centro Mutual de Lisiados Unidos de Tucumán y los miembros de la Cooperativa APARKAR se concentraron este miércoles, frente a la sede administrativa del municipio de San Miguel de Tucumán, ubicada en 9 de Julio y Lavalle. 

 
El Centro Mutual de Lisiados Unidos de Tucumán son quienes administran el cobro del estacionamiento en un sector del centro de esta capital desde 1972, actividad a la que se sumó APARKAR en el año 2004. La protesta incluyó corte de calles y quema de cubiertas y fue realizada para manifestar la preocupación del sector. 
 
La iniciativa, impulsada por el intendente Domingo Amaya, está inspirada en el sistema que desde hace años funciona en Mar del Plata, y prevé que los usuarios del estacionamiento callejero puedan abonar el servicio mediante la emisión de un ticket, pagando las horas de estacionamiento en quioscos, telecentros o cualquier comercio, que deberá estar inscripto en el municipio para poder operar.
 
La normativa aún no fue promulgada por el Ejecutivo municipal. Es en esta instancia donde se apoyan para impedir su aplicación. “Pedimos al intendente que vete la ordenanza. Somos muchas familias las que estamos involucradas en la actividad y nos vamos a quedar sin nuestro sustento”, sostuvo el presidente de la Mutual de Lisiados, Luis Jiménez.
 
En total son alrededor de 500 las familias que se verían afectada por el sistema de cobro de estacionamiento, entre afiliados a la mutual y cooperativistas, según aclaran desde el sector.
 
“Nos sentimos discriminados, traicionados. Desde el año 2004 que venimos dialogando con los concejales, presentando proyectos y hasta el momento no nos dieron ninguna solución”, agregó Hugo Soria, titular de la cooperativa APARKAR.
 
Durante la sesión del pasado jueves, varios ediles contemplaron la situación de los cuidadores y plantearon analizar una reubicación de los trabajadores a zonas de la ciudad no incluidas en los pliegos licitatorios. Este punto fue rechazado de lleno por ambos grupos puesto que consideran que por el tiempo que llevan en la actividad tiene un “derechos adquirido” para continuar con su labor en las principales calles del centro tucumano. “No vamos a permitir que nos desplacen del lugar que nos corresponde”, sentenció Soria.
 
En un intento por desactivar las medidas de fuerza, el subdirector de Tránsito y Transporte, Juan Esteban Giovanniello, concertó una reunión con los referentes del sector, en la cual se comprometió en elevar el planteo al intendente Domingo Amaya.
 
Al término del conclave, los manifestantes tomaron la decisión  de mantener el plan de lucha, el cual continuará el próximo viernes con una nueva concentración en la sede de la Intendencia.
 
Fuente: Primera Fuente
 

Recomienda esta nota: