20/03/2017

Policiales

Autos de lujo, joyas, armas y amenazas tras un choque provocado por gitanos

Un sujeto con antecedentes que volvía de un cumpleaños avanzó en contramano con su BMW e impactó de frente contra una Sandero. Quiso escapar mientras sus familiares atacaban a la prensa.
Ampliar (1 fotos)

El dueño del BMW tiene una larga relación con la delincuencia. Foto @marianorinaldi

Una escena concondimentos de novela negra se produjo este lunes, cerca de las 6, en la intersección de Salguero y la Costanera, en el barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires.


Un gitano que volvía del cumpleaños de 15 de su hija en un BMW provocó un escándalo luego de chocar de contramano contra una camioneta cuyo conductor quedó gravemente herido, bajarse del vehículo de alta gama amenazando con un arma e intentar escapar cubierto por sus familiares, también en vehículos de lujo, quienes comenzaron a atacar a la prensa.


Tras la colisión por la cual el otro condcutor tuvo que ser trasladado al Hospital Fernández por politraumatismo grave, el sueño del BMW mostró una de las dos armas que llevaba en el auto y amenazó a quienes estaban en el lugar. A partir de allí, lo que parecía un accidente más se transformó en una situación increíble. Varias personas llegaron para ayudar a escapar al hombre, algo que finalmente no se concretó, todos en vehículos nuevos con patentes impagas.


La trompa del BMW, destrozada (DyN)


Al advertir la presencia de los móviles de televisión, el conductor de un VW Bora blanco se bajó, insultó a los periodistas, intentó agredirlos y escapó a alta velocidad. No llegó muy lejos: terminó chocando a 150 metros contra un pilote de cemento. Aparentemente, lo que buscaba la familia de gitanos era evitar la intervención policial porque, según Infobae, dentro del auto que provocó el primer accidente había dos armas y dinero en dólares y joyas.


Horas después el mismo portal pudo recabar más detalles del episodio y del tupido prontuario de Jorge Luis Miguel, tal el nombre del principal implicado. 


Esta madrugada Miguel salió de la fiesta de 15 de su hija a bordo de un BMW blanco modelo M4 valuado en 170 mil dólares. Viajaba con varios miembros de su familia, chicas menores incluidas. Alcoholizado, entró en contramano por la intersección de Salguero y Costanera en la zona de Palermo: impactó contra una Renault Sandero, cuyo conductor terminó en el Hospital Fernández con varios traumatismos. Miguel salió ileso, pero la trompa del auto de lujo quedó destruida.


El conductor del Renault Sandero fue trasladado con politraumatismos graves (DyN)


Poco después llegaron efectivos de la Comisaría 23º de la Policía de la Ciudad a la escena, así como varios medios de prensa. Miguel, de 35 años, comerciante de autos usados según su círculo íntimo, esgrimió un arma de fuego de acuerdo a testigos y comenzó a lanzar amenazas, mientras su familia se enfrentaba a gritos con los policías, un toreo de guapos. Miguel también agredió verbalmente a Néstor Dib, cronista de C5N presente en el lugar. Mientras tanto, las chicas con vestidos largos trataban de impedir que revisen el baúl del BMW o que se tome nota de la patente.


Es que el cargamento era un poco comprometedor. En el BMW, se encontró además de dólares y joyas una pistola Glock calibre .9 mm y una Bersa calibre .40, un arma de guerra. Para la primera, de acuerdo a información policial, Miguel tiene credencial de legítimo usuario del ex RENAR. Para la segunda, no pudo presentar ningún papel.


Miguel terminó detenido en la Comisaría Nº23 con dos causas abiertas, una por amenazas y conducción riesgosa a cargo de la Fiscalía Contravencional Nº9 de la doctora Silvana Bruno y otro expediente por lesiones en el Juzgado Correccional Nº13 del doctor Luis Zelaya.


Mañana, Zelaya indagará a Miguel; el magistrado no había recibido el sumario policial del hecho hasta este mediodía, algo clave para extender o no su imputación según confiaron voces del expediente a Infobae. "Resistencia a la autoridad" y "portación de arma de guerra" son figuras penales que podrían sumarse.


Infobae accedió a la lista de causas en su contra que consta en la Cámara Criminal y Correccional. Para el gitano, son, por lo visto, casi 20 años de delincuencia. En la Navidad del año 2000, Miguel salió de una unidad para menores del Sistema Penitenciario Federal para recuperar su libertad. Fue tras primera causa, con fecha de 1999, cuando tenía 17 años de edad. El expediente terminó en el Tribunal de Menores Nº2. El delito: violación al artículo 167 del Código Penal, robo en poblado y en banda. Al año siguiente, se le abrió un nuevo expediente por el mismo delito en el Juzgado Nº27, que lo elevó a juicio.


La lista de causas continúa: protagonizó en 2012 un episodio de resistencia a la autoridad, que tramitó en el Juzgado Correccional Nº12. Ese mismo año, Miguel tramitó un pedido de exención de prisión. "Que yo sepa, siempre fue sobreseído o absuelto", afirma alguien que lo conoce bien.


El comerciante de autos usados también fue denunciante: acusó a comisarías como la 52º y la 43º por delitos como cohecho y apremios ilegales de acuerdo a información judicial. El año pasado le inició también una causa a la Policía Metropolitana, que tramitó en el Juzgado Nº1 del fuero ordinario. "Sus denuncias siempre fueron por hechos de extorsión que sufrió. Hasta intentaron secuestrarlo", dicen cerca de él.


Hay también un detalle peculiar. Jorge Luis Miguel montó una fiesta de 15 para su hija con 500 invitados según su familia, de la que se fue a bordo de un BMW último modelo. Sin embargo, su información comercial revela que cobra un beneficio del ANSES. (Infobae)



Recomienda esta nota: