13/03/2016

El mundo

Pronto, el billete de 100 dólares podría desaparecer para combatir la corrupción

Un importante estudio de la Universidad de Harvard indica que los grandes billetes, de mucho valor y poco pesados, son el método de pago favorito para "actividades ilícitas".
Ampliar (1 fotos)

La idea de quitar de circulación el billete de 100 dólares recibió el apoyo del ex secretario del Tesoro estadounidense Lawrence H. Summers.

Un reciente estudio de la Universidad de Harvard  aconseja alejar de circulación el billete de 100 dólares, como estrategia para combatir el crimen y la corrupción. El debate ya había surgido en Europa a raíz de los intentos por acabar con el billete de 500 euros, por el mismo motivo.

El documento, "Haciéndolo más difícil para los malos: El caso para eliminar los billetes de alta denominación", fue dirigido por el académico de Harvard Peter Sands y propone dejar de suministrar el de 100 dólares y el de 500 euros y retirarlos de la circulación.

"Al eliminar los grandes billetes complicaríamos la vida a los evasores de impuestos, al crimen financiero, la financiación terrorista y la corrupción", señala el estudio.

El informe indica que los grandes billetes, de mucho valor y poco pesados, son el método de pago favorito para aquellos que realizan "actividades ilícitas" debido al "anonimato", la "falta de registros en las transacciones" y la "facilidad con la que se pueden transportar".

Esta teoría no solo la defiende Sands, dado que la suspensión de estas cantidades ya se ha puesto sobre la mesa en otras ocasiones, como cuando el ex alcalde de Nueva York Edward Koch pidió, sin éxito, eliminar el billete de 100 dólares para dar un golpe al narcotráfico, recuerda el periódico The Wall Street Journal.

De hecho, gran parte de los principales cajeros de grandes ciudades como Nueva York no permiten sacar billetes de 100 dólares, y las cantidades abonadas a los clientes suelen ser en múltiples de 20. Es por esto que la gente de a pie en la ciudad no está familiarizada con los billetes que el público puede ver con frecuencia en los maletines que aparecen en las películas de Hollywood.

Además, los estadounidenses cada día usan menos billetes en su consumo diario, mientras se extienden los distintos sistemas de pagos electrónicos o con tarjetas.

El documento presentado por Peter Sands recibió también el beneplácito del ex secretario del Tesoro estadounidense Lawrence H. Summers, que apoyó el texto académico en un editorial abierto en The Washington Post. "Sands tiene razón cuando indica que las actividades ilícitas son más fáciles de llevar a cabo cuando un millón de dólares pesa 1 kilo y no más de 22 kilos, como sería el caso si el billete fuera de 20 dólares", explicó Summers.

Recomienda esta nota: