01/11/2016

Tucumán

EXCLUSIVO DE EL DIARIO 24

La Piraña en el bidet, nueva sección de EL DIARIO 24

Desde hoy comenzamos una serie de notas sobre el estado de los baños en bares y restaurantes de Tucumán que ayudará a las mujeres a la hora de ir a ese lugar sagrado donde va tanta gente.
Ampliar (2 fotos)

La Piraña en el bidet.

Los hombres suelen ignorarlo, pero para las mujeres ir a un baño público es todo un reto. Lo que ocurre detrás de la puerta del sanitario siempre fue un enigma que marcó la evolución del hombre. ¿Por qué las filas siempre son más largas en el lado de las damas que en el de los caballeros? ¿Por qué ellas se demoran tanto? La revolucionaria y esperada respuesta es que no se trata de un problema de vanidad, sino de higiene. Todo depende del estado del aseo público.


Si sos mujer, sabés que después de perder varios minutos de vida en la fila, llega tu turno y te lanzas casi empujando a la persona que va saliendo. Entrás y te das cuenta que el picaporte no funciona. Ahí ya comienza la superviviencia.


"Querés colgar tu bolso de algún gancho que tendría que haber en la puerta pero no hay gancho, así que te lo colgás del cuello .... Volviendo a la puerta que no tenía picaporte, sólo tenés la opción de sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas la bombacha y asumis 'la posición'", describe una divertida narración que encontré por Internet escrita por Elizabeth Rojas.


"Nunca, nunca te sientes en un baño público". Una lección de vida que generación tras generación las madres enseñan a sus hijas. "La posición" consiste en empezar a doblar las piernas como si te fueras a sentar en el inodoro, pero sin terminar de hacerlo. Un movimiento dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar.


"Buscas el rollo de papel higiénico y te das cuenta que... el rollo está vacío!!!", el drama relatado por Rojas. "Pero recordás el pedacito de papel con el que te limpiaste hace un rato la nariz.... eso tendría que ser suficiente ... Mientras continuas empujando la puerta, el pedacito de kleenex que tenías en la mano se te cae exactamente en un charquito que hay en el piso y no estás segura si es agua o pis", más drama. "... tus piernas ya no aguantan y te caes sentada en el inodoro. Te levantas rápidamente, pero ya es demasiado tarde, tu trasero ya entró en contacto con todos los gérmenes y otras formas de vida del retrete porque no lo cubriste con papel higiénico". Drama nivel 99.


Se trata de un tema universal. En lugares públicos, restaurantes, festivales o shoppings las mujeres necesitamos usar el baño con más frecuencia y por periodos más largos que los varones, por simples cuestiones anatómicas y biológicas. A esto hay que sumarle que nuestra ropa suele ser de más difícil acceso para orinar.


Quiero entender que en la realización de cada sitio muy concurrido existe una mujer que pueda pensar en nosotras, las que visitarán el local. Pero no puedo comprender porque la mayoría de los espacios públicos tienen sus baños en tan malas condiciones. Tucumán no está ajeno a esta desgracia.


Me dicen Piraña en el bidet. Soy mujer. Frecuento bares y eventos. Tomo mucha cerveza así que soy drama queen apenas entro a un WC público.


Desde hoy, voy a salir de gira por la ciudad. ¿La misión? encontrar el baño público perfecto para nosotras. Hasta que aparezca el indicado, me pondré en la tarea de publicar las deficiencias que existen en los distintos sanitarios públicos tucumanos. Cada martes y viernes habrá una nota con un análisis de todas las variables y daré mi veredicto final. Tamaño, limpieza, papel higiénico, jabón y picaporte. Hasta los grafittis me interesan. Si tenés algun aporte, podés mandarmelo a [email protected] y yo encantada lo sumo a las notas.


Y a vos propietario, si encontrás tu bar en estas páginas, tomá lo que digan como crítica constructiva.


Bienvenidos a la sección de la Piraña en el bidet. ©eldiario24.com





Recomienda esta nota: