13/02/2017

Tucumán

Escribe: Juan Manuel Aragón

¿Te gustan los perros? Llevátelos a tu casa

Andan por las calles sin dueño. Uno te jode, le das una patada y aparecen veinte legítimos propietarios y defensores.
Ampliar (1 fotos)

Cada vez hay más perros sin dueño por las calles de Tucumán.

1) En la India las vacas son sagradas. Aquí los perros, pero nadie sabe muy bien por qué. Las vacas pasean molestando a todo el mundo. Pero por lo menos allá tienen motivos religiosos. Aquí es porque sí nomás.

2) “Mi perrito, el Bobi, es parte de mi familia” dice la vieja. La tiene a la chica que le limpia la casa entre ojos porque la guacha quiere cobrar en blanco, fíjate vos la falta de respeto de esta gente.

3) No tienen dueño hasta que uno te jode la vida y lo pateás. Ahí le salen veinte legítimos propietarios. Pero si te muerde, es de nadie. ¡Macho!, si es tuyo, dale de comer y llevalo a vivir a tu casa al menos.

4) Los paseadores de perros salen con su preciosa carga todos los días dejando un reguero de mierda en las veredas. Y no limpian lo que ensucian, jodiyiras.

5) Si querés un perro, adoptalo, ponele un collar, vacunalo, dale de comer y por favor, no lo dejés en la calle, che puto, si tanto lo querés. Tenelo con vos, besalo, pero en tu casa, plis.

6) Al menos pagá la castración para que no se reproduzca y tengas que dárselo a los amigos de los perros o hacer como la mayoría, que es amante de las mascotas pero tira los cachorritos en el parque.

7) ¿Ves a alguien pidiendo limosna? No le des nada, seguro que es para emborracharse. Mejor pegale una patada. Pero al perrito callejero que nadie lo toque porque armas un escándalo que te la voglio dire.

8) Las asociaciones de defensores de los animales no se meten si pateás un sapo, echás flit a las moscas, pisás una cucaracha o aplaudís un mosquito. Pero corré a un perro malevo y te quieren achurar.

9) Al mismo tipo que adora los perritos la mujer le mete los cuernos y para insultarla dice “es una perra”. Alguien juega mal a la pelota y lo califica, “es un perro”. ¿En qué quedamos?

10) Algo anda mal en una sociedad cuando la mayoría de la gente está preocupadísima por la suerte de los perritos abandonados y le importa un carajo si el chico que pide en la esquina tiene para comer.

11) El día que remediemos el drama de los pichichos abandonados llegamos a ser el paraíso marxista sin haber pasado por la dictadura del proletariado. Ah, no, pará, cierto, los comunistas les tienen asco.

12) Los mismos que estaban en contra de las carreras de galgos, comen pollos que murieron electrocutados y vacas muertas de un palo en la cabeza. Y mejor no cuento cómo matan a los chochán.

13) Alguien, alguna vez, debería contar para qué tienen perritos falderos las viejas solteronas. Yo no, con ese tema no me meto. Que cada una haga de su culo un candelero y se embotone con quien quiera. ©eldiario24.com



Recomienda esta nota: