06/01/2017

Tucumán

ASESINATO EN CONCEPCIÓN

Crimen del policía: El arma secuestrada no coincide con el calibre usado por los delincuentes

La pericia balística del proyectil extraído del cuerpo del agente de la Federal Lucas Abregú corresponde a un 38 especial y no a un 32, como el que se encontró durante el rastrillaje.
Ampliar (1 fotos)

Fuentes judiciales informaron que la pericia balística realizada al proyectil extraído del cuerpo del policía federal Lucas Abregú, asesinado durante un intento de robo en Concepción, corresponde a un arma calibre 38 especial, informaron fuentes judiciales.


Si bien el revólver calibre 32 secuestrado días atrás, durante un el rastrillaje en el barrio Primero de Mayo, no corresponde así con el utilizado por los delincuentes, sí se pudieron secuestrar en en esa misma zona vainas servidas de un 38 especial. Esto permitiría orientar la búsqueda del arma homicida.


Por el caso hay dos hombres detenidos, uno de 22 años y otro de 39. El de menor edad se despegó del homicidio. En la fiscalía dijo que esa noche andaba solo en su motocicleta cuando se encontró con el otro detenido, a quien todos conocen como “Chaqueño” y también como “Guayo”. El muchacho dijo que no los une ningún tipo de amistad y que, cuando se vieron, “El Chaqueño” le pidió que lo llevara a su casa. Ante la presunta negativa del dueño del rodado, el otro habría sacado un arma y lo habría obligado a llevarlo, según esta versión.


Cerca de las 6.30 del domingo 1 de enero, ambos pasaron en la moto por la calle San Martín al 4.000 y vieron a una joven que caminaba sola. El conductor de la moto dijo que en este punto su acompañante le pidió que frenara porque había visto a una amiga. Según lo que se pudo saber del caso, “El Chaqueño” abordó a la muchacha en ese momento y la asaltó.


Al ver esta situación, Abregú aceleró su VW Gol Trend y embistió a los dos motociclistas. En ese momento, el joven dijo que sintió un golpe en la moto y luego escuchó varios tiros. Uno de ellos pegó en el pecho del policía de 24 años y le quitó la vida al instante. Lo último que se acuerda el muchacho que declaró es que quiso acelerar y sintió en el asiento el peso de “El Chaqueño”, que se subió atrás a toda velocidad.


Cuando recorrieron unos 200 metros, el acompañante se tiró o se cayó. Ambos quedaron detenidos esa misma mañana cuando, cada uno por su lado, asistieron a la guardia del hospital Regional de Concepción para que los médicos les revisaran las heridas que sufrieron cuando Abregú los embistió.


(lagaceta.com)
Recomienda esta nota: