17/02/2017

Tucumán

El debate por la expropiación de la Casa Sucar en peligro de quedar sin quórum

Los concejales del peronismo adelantaron que no bajarán al recinto, mientras que desde la bancada bussista pusieron en duda su participación.
Ampliar (1 fotos)

La oposición amenaza con no mi dar debate para la expropiación de la casa Sucar.

El proyecto del intendente, Germán Alfaro, de expropiar la Casa Sucar corre peligro de tener un abrupto final en el Concejo Deliberante capitalino debido a la advertencia de los concejales opositores de no dar quorum para el debate.

Los siete concejales del bloque Tucumán Crece-PJ, alineados al Gobierno provincial, adelantaron que no bajarán al recinto. Por su parte la bancada Fuerza Republicana también puso en duda su participación en la sesión extraordinaria si es que no se modifica el proyecto de ordenanza elaborado por la Intendencia.

Los ediles del bloque peronista adelantaron que no acompañarán el proyecto para declarar de utilidad pública la casona de Salta 532, al que cuestionaron de estar viciado por improlijidades. En seis artículos, la iniciativa elaborada por la Municipalidad declara de utilidad pública y sujeto de expropiación a la casona, para la creación de un "Paseo Urbano", aclara en el texto, que lleva las firmas de Alfaro y del secretario de Gobierno, Walter Berarducci. Faculta además a la venta del edificio de Buenos Aires 75/79 (que supo albergar en los 90 a la Dirección de Tránsito), para contar con los fondos para hacerse con la casa Sucar.

Desde Tucumán Crece-PJ adelantaron que solicitarán que se separe en dos el proyecto, para tratar por un lado la expropiación de la casona y por otro la enajenación de la ex Dirección de Tránsito. Reclamaron que no se aclare en el proyecto la utilidad que se le otorgará a la casa Sucar, y que, entre otros puntos, no se consigne la valuación real del inmueble de Buenos Aires primera cuadra. Hasta esta tarde, los peronistas debatían sobre la postura a tomar mañana en la sesión. La mayoría de los ediles confesó que prefería no bajar al recinto.

El bussismo, por su parte, mantiene una postura menos inflexible. Acompañan los reclamos del peronismo, pero aclararon que bajarían a dar quórum siempre y cuando se incluya en el proyecto la valuación de los inmuebles. El interbloque Acuerdo para el Bicentenario, alineado con la Intendencia, necesita de la participación de los ediles de la oposición porque no cuenta con quórum propio. El APB cuenta con nueve de las 18 bancas del Concejo, mientra que Tucumán Crece (con siete escaños) y el bussismo (dos bancas). Para aprobar la venta de inmuebles se requieren dos tercios de los votos, es decir, del acompañamiento de 12 concejales. (lagaceta.com.ar)



Recomienda esta nota: